Pontevedra Viva!

Opinión

Carlos Regojo Solla

Carlos Regojo Solla

La isla desafortunada

Tras mi reciente llegada, avanzado agosto, con tiempo aun de gozar por la noche de la lluvia de perseidas, llegó septiembre y con él, el comienzo del nuevo curso escolar y la consiguiente y necesaria presentación y saludo a los compañeros del claustro del colegio de Artenara al que yo había solicitado acceder por concurso de traslados

Tribunas

Máis opinións
Anterior Seguinte